miércoles, 1 de febrero de 2012

Victimismo intolerable



Hace escasos días el Presidente, ahora en funciones, del Gobierno de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, decía que en el Principado existe un  ambiente irrespirable, no le falta razón  ya que desde que ganara las elecciones hace escasos siete meses, la región vive sumida en una situación política esperpéntica.

Dieciséis diputados de cuarenta y cinco que conforman la Junta General, fue el resultado que obtuvo en los anteriores comicios autonómicos y que tras no fraguar un pacto con su anterior partido político, se vio obligado a gobernar en minoría, situación que le avocaba al diálogo y a pactos con el resto de fuerzas políticas, pero que como no podía ser de otra manera y haciendo gala de la fama que atesora decidió no realizar.
 Fue el pasado 25 de enero cuando la Junta General tumbó los presupuestos presentados por su equipo de Gobierno, presupuestos que reflejaban una sobreestimación de ingresos y que, inevitablemente, el resto de fuerzas parlamentarias no podían apoyar por el grave riesgo que suponían para la región. Ante esta situación y tras el penoso periplo que a lo largo de estos siete meses de desgobierno, ha realizado en Asturias dejando varios damnificados a su paso – RTPA, Niemeyer, FICX etc.-, se ha presentado ante la opinión publica como una víctima de un complot  formado por el partido socialista y partido popular, que a su juicio ha boicoteado todo intento de gobierno y que sólo una mente hambrienta de poder absolutista  puede dar forma a semejante barbaridad.

Francisco Álvarez-Cascos ha vuelto a dejar claro que su prepotencia, su incapacidad para el diálogo, su intransigencia y su sed de venganza se anteponen al bien de ésta Comunidad Autónoma de la que hace menos de un año se autoproclamó como salvador.

2 comentarios :

  1. M habían dicho q habías borrado los mensajes.No m lo puedo creer.Una socialista valiente como tu.Les estás dando x el gusto.Estos fascistas son d lo peor,dáles donde les duele,y publica todo.Q pasa? q no nos pueden gustar tb las marcas?Solo pueden los fascistas lucir lujo?Q pasa, q yo no puedo comprarme un bolso que vale la nómina de un mes de un asalariado?y si puedo qué? Animo Silvia, tu si q sabes. No t acojones!

    Carla

    ResponderEliminar
  2. Carla,

    No voy a permitir que me insulten en mi blog y mucho menos a mi familia. Los comentarios sobre los temas que escribo serán bienvenidos, pero el resto está fuera de lugar y lo único que constantan es la falta de educación que impera en cierta siglas. A mi me da igual si son fascistas o de centro reformista pero jamás los voy tolerar aqui.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.