lunes, 11 de julio de 2011

“Escuchar, hacer, explicar”


El pasado sábado nueve de julio, el Comité Federal del PSOE ratificó a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato del partido, a la Presidencia del Gobierno de España en las próximas elecciones generales.

La seña de identidad de la candidatura ha sido presentada con el lema “Escuchar, hacer, explicar” términos que realizan  una alusión directa a la política fallida de los últimos años, pero a los que quieren conferir el más puro estilo Rubalcaba.

Escuchar:  Con clara referencia a los movimientos sociales ocurridos en los últimos meses. De hecho, durante el primer discurso como candidato oficial, Rubalcaba hizo mención a una posible reforma del sistema electoral, reivindicación básica de dichos movimientos.

Hacer: Desde hace aproximadamente tres años, la opinión de muchos españoles es  que las medidas adoptadas por el Gobierno se han tomado tarde y con un grado elevado de improvisación.

Explicar: Uno de los mayores errores que ha cometido el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido no saber explicar a la ciudadanía cada paso que daba en la lucha contra la crisis y por ello ésta es una pieza clave para el nuevo proyecto político que acaba de comenzar.

Durante setenta minutos, tiempo que duró la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba,  se presentaron los cuatro pilares del proyecto socialista, “crear empleo”, “construir una economía sana y competitiva”, “reforzar la igualdad de oportunidades” y por último “cambiar la política, para hacerla más cercana, más eficaz, mejorando de tal manera la democracia”. Igualmente se mencionaron varias medidas a tomar, como  aplicar el Impuesto de Patrimonio, excluyendo a las clases medias; hacer “bandera de la sanidad pública”; así como plantear la necesidad de un cambio en la Ley Electoral para aportar  más proporcionalidad  y  cercanía a los ciudadanos, etc. Un discurso que muchos ven como un giro a la izquierda y que en definitiva lo que hace es recuperar la esencia del socialismo español.

Alfredo P. Rubalcaba no sólo se enfrenta a los 14 puntos que le separan del Partido Popular, si no también al desafío de recuperar la  ilusión de miles de afiliados y simpatizantes del Partido Socialista.  Cualidades para conseguirlo no le faltan. Yo estoy “Con Rubalcaba” y ¿tú?