miércoles, 27 de abril de 2011

Los vínculos de Álvarez-Cascos con la masonería


Si alguna vez han tenido la oportunidad de escuchar los discursos que Francisco Álvarez-Cascos ha venido realizando desde la creación de su formación política, Foro Asturias, no les sorprenderán las alusiones sistemáticas que realiza a personalidades históricas  ligadas a la masonería como los asturianos Gaspar Melchor de Jovellanos o el Conde de Toreno, así como al político británico Winston Churchill.

 Según el propio Álvarez-Cascos, el símbolo de su partido es un homenaje a la “Sociedad Patriótica de amigos del País de Asturias” impulsada por el también masón Pedro Rodríguez, Conde de Campomanes, en 1781. Éstas sociedades se extendían por todo el territorio de España, estando vinculadas estrechamente a la masonería de ahí su simbología en forma triangular, y teniendo como firme propósito difundir el pensamiento liberal e impulsar el desarrollo económico, tal y como el ex ministro recoge en sus intervenciones.

Quizás, la obsesión de D. Francisco Álvarez-Cascos por la masonería y sus integrantes le venga por vía familiar ya que fue un antepasado suyo, César Álvarez-Cascos, un destacado masón del siglo XIX, quien lideró la Logia Jovellanos en Luarca y quien, precisamente, obtuvo un galardón de la Sociedad económica de amigos del País.
No sería extraño, por tanto, encontrar en las listas de candidatos que Foro Asturias ha presentado para las próximas elecciones locales y autonómicas a algún destacado masón asturiano debida a esa estrecha relación existente entre “hermanos”.

Resultan paradójicas, no obstante, las declaraciones que realizó Álvarez-Cascos sobre Francisco Franco, denominándose admirador del dictador cuando por todos es sabido el odio acérrimo que sentía el Caudillo por la Masonería y la persecución a la que se vieron sometidos los masones durante la dictadura. Ésta es sólo una muestra de la personalidad contradictoria de quien  aspira a presidir el Principado de Asturias en menos de un mes.
Decía Winston Churchill que “la democracia es la necesidad de doblegarse, de cuando en cuando, ante la opinión de los demás”. No hay duda que D. Francisco lo ha tomado al pie de la letra. Sólo de cuando en cuando.

4 comentarios :

  1. Muy bueno Sylvia. Mi felicitación sincera por tu articulo. Pero ¿te imaginas al Sr Cascos llamando a las puertas del Templo de la Logia Jovellanos? pues no se si sabrás que sí hay una Logia Jovellanos en Gijón, perteneciente a la Gran Logia de España y...¡quien sabe!

    ResponderEliminar
  2. Bernardino, muchas gracias por tu comentario. Aprovecho para recalcar, ya que he leido varíos comentarios sobre mi artículo donde se me acusa de hacer una crítica a la Masoneria, que en ningún caso el propósito de éste articulo es menospreciar ni a la Masonería ni a sus integrantes, simplemente me he limitado a dejar constancia de los vínculos (completamente contrastados) de F.A.C. con la Masonería y a hacer una reflexión personal sobre lo curioso que resulta que alguien como él que se considera un seguidor de Franco haga tantas alusiones al mundo masón.
    Silvia

    ResponderEliminar
  3. Querida Silvia:
    ...y tambien existe un Triángulo Masónico en Luarca actualmente.

    ResponderEliminar
  4. Lo de la Logia Jovellanos lo conocía, al Oriente de los Valles de Gijón y muy convulsa, pero el Triangulo en Luarca????

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.