jueves, 3 de marzo de 2011

El orgullo de Cascos

Desde que a principios de año Francisco Álvarez-Cascos se diese de baja como afiliado del Partido Popular y decidiese encabezar la candidatura a la Presidencia del Principado por la nueva formación política, Foro Asturias, se ha venido produciendo en sus declaraciones una sistemática alusión a la recuperación del orgullo de ser asturiano.

Sólo quien no tiene tal sentimiento puede reivindicarlo y sólo así se puede entender que el Sr. Álvarez- Cascos diese su apoyo a la ciudad de Santander como Capital Europea de la Cultura cuando existía una candidatura asturiana, sólo así se puede entender que mientras se postula como candidato a la Presidencia del Principado tenga fijada su residencia en la Comunidad de Madrid, sólo así se puede comprender el desprecio mostrado hacia los afiliados y votantes asturianos del Partido Popular cuando en las elecciones de 2007 y 2008  no apoyó ni acompañó en los actos de campaña  a sus entonces compañeros acudiendo, en cambio, a otras Comunidades Autónomas y sólo así se puede entender que justo ahora que está en pleno proceso de captura de fieles para su nuevo proyecto, recoja un premio otorgado en 2003  por la Asociación cultural de Tuña en la localidad asturiana de Tineo.

“Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas” es como la Real Academia Española define el término orgullo, definición que se ajusta indudablemente al perfil del Sr. Álvarez-Cascos. Sólo desde la más absoluta arrogancia y vanidad se abandona al partido que uno mismo creó, como hizo el ex Ministro cuando la Dirección Nacional no le eligió como candidato, como si de una pataleta infantil se tratara y por supuesto, sólo cuando existe un exceso de estimación propia se incita a los fieles a lograr una nueva Reconquista creyéndose ser el Pelayo del siglo XXI utilizando las iniciales de su nombre (FAC) como siglas de su nueva formación.

Habría que  recordarle al Sr. Cascos  una frase de su admirado Winston Churchill que dice que: “Mala es la época en la que los políticos intentan ser importantes antes que útiles”.

Publicado en  http://www.diarioprogresista.es/  el 2 de marzo de 2011

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.