miércoles, 25 de junio de 2014

¿Por qué Pedro?


    
     Durante las últimas semanas me hacen una pregunta constantemente: ¿Por qué pedro?
Hace ya más de tres años que coincidí con Pedro Sánchez en un acto en el Instituto “Jaime Vera” del PSOE. Recuerdo que al finalizar la ponencia en la que él participaba pensé que el futuro de mi partido debería estar ligado a él. Ahora está en nuestras manos que suceda.
Un curriculum académico notable e internacional, es doctor en economía, y una experiencia  laboral ajena a cargos institucionales son sus avales ante personas como yo que creemos y exigimos la desprofesionalización de la política. Su paso por la política municipal madrileña, le hace conocedor de la importancia que el municipalismo tiene como instrumento indiscutible para mejorar nuestra sociedad.
 
Un proyecto sólido donde una alianza intergeneracional sea capaz de acabar con la desafección latente que impera, un partido unido sin fisuras, consciente de la problemática social y que no viva ajeno a ella, donde la soberanía del partido recaiga en la militancia y no sea patrimonio exclusivo de unos pocos son sólo algunas de las premisas fundamentales que buscaba y que Pedro reúne. Saber transmitir, conectar, empatizar, ser capaz de llegar a la gente, y sobre todo ilusionar son cualidades que pocos políticos tienen y que todo aquel que conoce a Pedro sabe que posee.
 
 Han pasado dos semanas desde que Pedro Sánchez recorrió Asturias al encuentro de cientos de militantes que querían escuchar en persona su proyecto. Al finalizar, Pedro me dio las gracias por haber asistido y  por apoyarle en su carrera hacia la Secretaría general,  lo que él no sabe es que mi apoyo no es un acto altruista, lo hago desde un punto de vista completamente egoísta ya que  tengo la absoluta convicción que es la persona idónea para liderar mi partido, abriendo una nueva etapa no sólo en el PSOE sino también en nuestro país.

 

 

 

miércoles, 1 de febrero de 2012

Victimismo intolerable



Hace escasos días el Presidente, ahora en funciones, del Gobierno de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, decía que en el Principado existe un  ambiente irrespirable, no le falta razón  ya que desde que ganara las elecciones hace escasos siete meses, la región vive sumida en una situación política esperpéntica.

Dieciséis diputados de cuarenta y cinco que conforman la Junta General, fue el resultado que obtuvo en los anteriores comicios autonómicos y que tras no fraguar un pacto con su anterior partido político, se vio obligado a gobernar en minoría, situación que le avocaba al diálogo y a pactos con el resto de fuerzas políticas, pero que como no podía ser de otra manera y haciendo gala de la fama que atesora decidió no realizar.
 Fue el pasado 25 de enero cuando la Junta General tumbó los presupuestos presentados por su equipo de Gobierno, presupuestos que reflejaban una sobreestimación de ingresos y que, inevitablemente, el resto de fuerzas parlamentarias no podían apoyar por el grave riesgo que suponían para la región. Ante esta situación y tras el penoso periplo que a lo largo de estos siete meses de desgobierno, ha realizado en Asturias dejando varios damnificados a su paso – RTPA, Niemeyer, FICX etc.-, se ha presentado ante la opinión publica como una víctima de un complot  formado por el partido socialista y partido popular, que a su juicio ha boicoteado todo intento de gobierno y que sólo una mente hambrienta de poder absolutista  puede dar forma a semejante barbaridad.

Francisco Álvarez-Cascos ha vuelto a dejar claro que su prepotencia, su incapacidad para el diálogo, su intransigencia y su sed de venganza se anteponen al bien de ésta Comunidad Autónoma de la que hace menos de un año se autoproclamó como salvador.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿Rubalcaba Underdog?


Los últimos sondeos sobre intención de voto reflejan una ventaja del PP de 15 puntos sobre el PSOE a sólo dos semanas de las elecciones. Pero, ¿qué efecto produce la publicación de encuestas sobre los votantes indecisos?

Existen dos teorías  al respecto: “Efecto Underdog” y “Efecto Bandwagon”.
En el primero, los votantes sienten una predisposición por el, a priori, perdedor de las encuestas. En el segundo, en cambio, se produce una situación de arrastre, los votantes tienden a dejarse llevar por los resultados apostando a caballo ganador.

Hasta el 20N no sabremos hasta qué punto son ciertas las encuestas que a dia de hoy manejamos pero, hagamos un repaso a algunos resultados de elecciones anteriores y los sondeos previos. En 1993, los estudios encargados por los principales medios de comunicación daban como claro vencedor al Partido Popular, finalmente se impuso el P. Socialista por 4 puntos de diferencia. En 1996 la mayoría de las encuestas reflejaban una mayoría absoluta del PP, sin embargo la formación popular ganó por  300.000 votos. El porcentaje tan amplio de indecisos provoca en gran medida errores como los anteriores citados. Ellos, también ahora, serán claves en estos comicios.

Hace un año, el socialista Tomás Gómez, salió vencedor tras el apoyo explícito y público del Secretario General, y de otros pesos pesados del Partido, a su contrincante en las Primarias de Madrid, Trinidad Jiménez. ¿Conseguirá ahora, Alfredo Pérez Rubalcaba atraer los votos  bajo un hipotético efecto underdog?



lunes, 11 de julio de 2011

“Escuchar, hacer, explicar”


El pasado sábado nueve de julio, el Comité Federal del PSOE ratificó a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato del partido, a la Presidencia del Gobierno de España en las próximas elecciones generales.

La seña de identidad de la candidatura ha sido presentada con el lema “Escuchar, hacer, explicar” términos que realizan  una alusión directa a la política fallida de los últimos años, pero a los que quieren conferir el más puro estilo Rubalcaba.

Escuchar:  Con clara referencia a los movimientos sociales ocurridos en los últimos meses. De hecho, durante el primer discurso como candidato oficial, Rubalcaba hizo mención a una posible reforma del sistema electoral, reivindicación básica de dichos movimientos.

Hacer: Desde hace aproximadamente tres años, la opinión de muchos españoles es  que las medidas adoptadas por el Gobierno se han tomado tarde y con un grado elevado de improvisación.

Explicar: Uno de los mayores errores que ha cometido el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido no saber explicar a la ciudadanía cada paso que daba en la lucha contra la crisis y por ello ésta es una pieza clave para el nuevo proyecto político que acaba de comenzar.

Durante setenta minutos, tiempo que duró la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba,  se presentaron los cuatro pilares del proyecto socialista, “crear empleo”, “construir una economía sana y competitiva”, “reforzar la igualdad de oportunidades” y por último “cambiar la política, para hacerla más cercana, más eficaz, mejorando de tal manera la democracia”. Igualmente se mencionaron varias medidas a tomar, como  aplicar el Impuesto de Patrimonio, excluyendo a las clases medias; hacer “bandera de la sanidad pública”; así como plantear la necesidad de un cambio en la Ley Electoral para aportar  más proporcionalidad  y  cercanía a los ciudadanos, etc. Un discurso que muchos ven como un giro a la izquierda y que en definitiva lo que hace es recuperar la esencia del socialismo español.

Alfredo P. Rubalcaba no sólo se enfrenta a los 14 puntos que le separan del Partido Popular, si no también al desafío de recuperar la  ilusión de miles de afiliados y simpatizantes del Partido Socialista.  Cualidades para conseguirlo no le faltan. Yo estoy “Con Rubalcaba” y ¿tú?



miércoles, 27 de abril de 2011

Los vínculos de Álvarez-Cascos con la masonería


Si alguna vez han tenido la oportunidad de escuchar los discursos que Francisco Álvarez-Cascos ha venido realizando desde la creación de su formación política, Foro Asturias, no les sorprenderán las alusiones sistemáticas que realiza a personalidades históricas  ligadas a la masonería como los asturianos Gaspar Melchor de Jovellanos o el Conde de Toreno, así como al político británico Winston Churchill.

 Según el propio Álvarez-Cascos, el símbolo de su partido es un homenaje a la “Sociedad Patriótica de amigos del País de Asturias” impulsada por el también masón Pedro Rodríguez, Conde de Campomanes, en 1781. Éstas sociedades se extendían por todo el territorio de España, estando vinculadas estrechamente a la masonería de ahí su simbología en forma triangular, y teniendo como firme propósito difundir el pensamiento liberal e impulsar el desarrollo económico, tal y como el ex ministro recoge en sus intervenciones.

Quizás, la obsesión de D. Francisco Álvarez-Cascos por la masonería y sus integrantes le venga por vía familiar ya que fue un antepasado suyo, César Álvarez-Cascos, un destacado masón del siglo XIX, quien lideró la Logia Jovellanos en Luarca y quien, precisamente, obtuvo un galardón de la Sociedad económica de amigos del País.
No sería extraño, por tanto, encontrar en las listas de candidatos que Foro Asturias ha presentado para las próximas elecciones locales y autonómicas a algún destacado masón asturiano debida a esa estrecha relación existente entre “hermanos”.

Resultan paradójicas, no obstante, las declaraciones que realizó Álvarez-Cascos sobre Francisco Franco, denominándose admirador del dictador cuando por todos es sabido el odio acérrimo que sentía el Caudillo por la Masonería y la persecución a la que se vieron sometidos los masones durante la dictadura. Ésta es sólo una muestra de la personalidad contradictoria de quien  aspira a presidir el Principado de Asturias en menos de un mes.
Decía Winston Churchill que “la democracia es la necesidad de doblegarse, de cuando en cuando, ante la opinión de los demás”. No hay duda que D. Francisco lo ha tomado al pie de la letra. Sólo de cuando en cuando.

jueves, 14 de abril de 2011

¡Viva la República!



Hoy, querido abuelo, se cumplen 80 años de la proclamación de la Segunda República, tu República, por la que luchaste y por la que toda tu vida estuviste comprometido. Hoy es el 80 aniversario del inicio de un periodo único, donde la libertad y los derechos universales para todos los ciudadanos eran premisas fundamentales, donde se asentaron, en definitiva, las bases de la democracia. Hoy quiero dedicarte a tí mi artículo, qué menos.

Tú fuiste uno de tantos y tantos maestros que llevaron a las aulas las reformas educativas emprendidas por el Gobierno de la República y que, desgraciadamente, tuviste que abandonar al estallar la Guerra Civil, una guerra fraticida, que jamás debió existir y que jamás, aunque algunos quieran, debemos olvidar. En septiembre de 1937, estando destinado en Cantabria como Capitán del ejército republicano fuiste atrapado por tropas italianas que combatían con Franco y sometido a un Consejo de Guerra con resultado de pena de muerte. Te enviaron al Penal del Dueso y cada vez que abrían la puerta de la celda te preguntabas si había llegado tu hora, así estuviste dos largos años hasta que conmutaron la pena de muerte por cadena perpetua, apenas tenias que comer y pasabas las horas enseñando a leer y a escribir a otros presos, tu gran pasión. Malviviste en diferentes cárceles del norte de España, siendo Oviedo tu último destino y donde 10 años después conseguiste la ansiada libertad, pero no fue tu puesta en libertad el fín de tu condena, la Comisión Depuradora Provincial de León te apartó de la docencia y sólo   tras la amnistía de 1977 pudiste ejercer de nuevo el magisterio. Fueron en total 40 años los  que estuviste condenado por el gran delito de defender unos ideales y pensar diferente, tu ejemplo jamás lo olvidaremos porque muchos hemos adquirido el compromiso de defender tu memoria, y la de tantos otros, para siempre.
 Hoy me toca decirlo a mi, pero algún día volveremos a decirlo juntos:

 ¡ VIVA LA REPÚBLICA!


Publicado en http://www.diarioprogresista.es/ el 14 de Abril de 2011.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Infieles


Decía Florentino Ariza, protagonista de la novela El amor en los tiempos del cólera que “Hay que ser infiel pero nunca desleal”. En ella, el Nobel Gabriel García Márquez deja patente que la diferencia entre infidelidad y deslealtad radica en que la segunda lleva implícita una traición al corazón.

Decir que los votantes socialistas y populares poco tenemos en común parece una obviedad, máxime si nos referimos a la posición ante temas como los derechos de los homesexuales, el aborto, la igualdad entre hombres y mujeres, el laicismo, la eutanasia o la memoria histórica, pero no es menos cierto que si en algo nos tuviésemos que parecer a ellos, sería en su concepto de fidelidad al partido. Fidelidad en términos electorales se refiere a la proporción de votantes dispuestos a entregar su voto a la misma formación política que en elecciones anteriores, es decir, a realizar un voto de continuidad. El último barómetro de Metroscopia indica que el 82,4% de los votantes del Partido Popular serán fieles a sus siglas, mientras que en el caso del PSOE el porcentaje cae hasta un preocupante 44,6%.  Pero no todo son cifras negativas, a menos de dos meses para las próximas elecciones hay un 36% de electores indecisos, votos claves por los que el Partido Socialista tiene que luchar para conseguir una victoria en las urnas.

El 22 de mayo tenemos una cita para dar un vuelco a las encuestas infieles y por supuesto, y volviendo a la cita de García Márquez, no ser desleales con nosotros mismos.